Categorías
Encuentros

Alianza Basura 0 Chile llega a la provincia del Limari

Un encuentro realizado en Ovalle el sábado 25 de enero, congregó a 10 organizaciones preocupadas por el tratamiento de los residuos en la provincia. Comprender que no basta con reciclar, sino que es imprescindible reducir y transformar, fue parte de los aprendizajes.

Un encuentro realizado en Ovalle el sábado 25 de enero, congregó a 10 organizaciones preocupadas por el tratamiento de los residuos en la provincia. Comprender que no basta con reciclar, sino que es imprescindible reducir y transformar, fue parte de los aprendizajes.

La alianza Basura Chile llegó a la Casa del Comunero de la mano de la coordinadora ambiental Valles en Movimiento y la ONG Limarí Tinkuy, en miras a ayudar a entender que el desafío no es encontrar nuevos espacios en donde esconder la basura, con la consiguiente contaminación, costos socioambientales y promoción de inconsciencia que eso trae consigo, sino que por el contrario, ver en ella una invitación decidida como sociedad a cambiar los hábitos, hacerse cargo de los desechos, evitar, reutilizar, compostar, reparar y separar para reencontrarse con la materia prima que esos desechos tienen, en vez de seguir destruyendo la naturaleza para producir materiales que ya hemos generado en exceso.

Los costos energéticos para seguir produciendo males de consumo, son enormes y el planeta ya no puede sostenerlos más, por eso hay que volver a promover prácticas como el consumo a granel, la producción casera, el compostaje, la reutilización, la creatividad, el trabajo con las propias manos y la valoración de los oficios.

La provincia del Limarí tiene todo lo necesario para transformarse en un territorio piloto de basura 0, que permita devolver a la tierra los nutrientes que le pertenecen, salvaguardar las fuentes hídricas, especialmente humedales, ríos y quebradas, reconectar con la potencia de un ser humano que recupera la gestión colectiva de su espacio y que no está esperando que la última tecnología de punta haga desaparecer las huellas de su comportamiento irresponsable. Ciudades como San Francisco, California, y diversos municipios en Italia detrás de la reveladora experiencia de Cappannori, son un aliciente fundamental que demuestra que todo se puede y que hay que empezar.

Aunque el problema en la provincia es serio, los vertederos están colapsados, la desechebilidad reina y la necesidad de todo rápido nos come los talones, aún está lleno de gente que hace jornadas de limpieza, que recicla latas, papeles y cartones, que inventa con lo que tiene, que comparte lo que ya no sigue usando, que repara, en fin que es eslabón clave de una cadena virtuosa que ya se está tejiendo… parte de esa gente se reunió en la Casa del Comunero y articulará esfuerzos sostenidos en el tiempo para que la basura deje de ser un problema y sea una oportunidad y de replantearnos el modo de ser en nuestra provincia.

Deja un comentario